lunes, 26 de julio de 2010

Como hacer Croissants.. con video

Como no hay nada mejor que una imagen a la hora de dar una explicación y que quede clarísimo... os muestro lo que comentan en un bloq que he descubierto recientemente y que está muy bien explicado como hacer croissants.
Que cuando lee las explicaciones se le hace una montaña... pero viendo el video os dais cuenta que es muy sencillo.

Tanto el texto como el vídeo están extraídos integramente de su bloq:http://cocinandocongoizalde.wordpress.com/2010/03/10/croissants/

La elaboración de lo croissants no es que sea dificil, lo que pasa es que lleva mucho tiempo porque hay que dejar reposar la masa varias veces.
A esta masa se le denomina “Masa hojaldrada fermentada”, ya que consiste en unir los dos tipos de elaboración, por un lado la masa de fermentación (masa madre) y por otro lado el hojaldrado (introducción de grasa en plastón de harina y agua).
Vamos a ir poco a poco y veréis como es sencillo.
MASA MADRE
50 gr de leche entera
15 gr de levadura
90 gr de harina de fuerza
Calentar la leche 1 min a 37ºC en vel 1. Añadir la levadura y mezclar 15 segundos en vel 3 sin temperatura. Agregar la harina, 30 seg, vel 4.
Poner la bola en un bol cubierta con agua templada, cuando flote ya estará lista, puede tardar unos 5 a 15 min, depende.
MASA DE CROISSANT
170 gr de harina de fuerza
4o gr de agua
1/2 huevo batido (reservar el otro medio para pintar)
40 gr de azucar
50 gr de mantequilla
la bola de masa madre que hemos elaborado en el primer paso.
Sin lavar el vaso poner la harina, el agua, el huevo, el azúcar, la sal y la mantequilla, mezclar en vel 6 durante 30 seg. Agregar la masa madre y amasar 3 min en vel espiga. Colocar la masa resultante en un bol tapado con film transparente (pero que no este en contacto con la masa) y dejar reposar 1 hora en el frigorífico.
HOJALDRADO
130 gr de mantequilla
Extender un poco con el rodillo la masa de croissant.
Cortar la mantequilla en lonchas de 1 cm de grosor aproximadamente y colocar estas láminas sobre la masa extendida, de tal manera que formen un rectángulo. Como la masa tendrá forma redondeada, tapar la mantequilla, trayendo las esquinas hacia el centro y cuidando de no dejar ningún hueco por donde se pueda escapar la mantequilla. Pasar el rodillo sin apretar demasiado para que quede todo homogéneo y parezca una sola lámina. Reservar en el frigorífico bien tapado con film para que no se seque unas 2 horas para que este bien frío y pierda la elasticidad.
Extender con el rodillo la masa dándole forma rectangular y darle “Una vuelta sencilla”, que consiste en llevar uno de los extremos del rectangulo hacia el centro y luego poner el otro extremo encima, de tal manera que si miramos de costado, veremos que la masa tiene 3 pliegues. Lo aplastamos un poquito con el rodillo, volvemos a tapar bien con film y metemos al frigorífico 1 hora.
Espolvorear la mesa de trabajo con harina siempre que haga falta.
Volvemos a estirar con el rodillo a lo largo primero y luego a lo ancho, formando otra vez un rectángulo. Ahora le daremos “Una vuelta doble”, que consiste en traer al centro las dos esquinas, hasta que se toquen la una con la otra y luego doblar por la mitad, como si cerráramos un libro, ahora desde el costado veremos 4 pliegues. Aplastar un poquito con el rodillo, tapar con film y meter en la nevera 1 hora.
Estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de 1/2 cm aproximadamente** y cortar unos triángulos para hacer croissants o unos rectángulos para napolitanas. Hacer un corte en la base de los triángulos de los croissants, rellenar (si se quiere) al gusto: jamón y queso, chocolate, sobrasada, chorizo, etc.
Dar forma al croissant empezando a enrollar desde la base hacia la punta.
Pintar con el huevo reservado añadiéndole una cucharadita de leche y dejar que suban durante un par de horas dentro del horno sin encender este.
Sacar la elaboración del horno y precalentarlo a 180ºC, cuando este caliente volver a pintar con el huevo y hornear 14-16 min (dependerá del tamaño) hasta que estén dorados.
**En este punto es cuando podemos congelarlo, ponemos film por encima y por debajo y lo enrollamos para que nos ocupe el menor espacio posible. Cerrar bien con el film para que no le entre el frío directo. Se puede congelar en varios paquetitos. Para volver a utilizar, descongelar toda la noche en el frigorífico y luego sacarlo a temperatura ambiente como 1 hora antes de utilizarlo, pero siempre bien tapado hasta que lo utilicemos.
Pongo un vídeo muy interesante que he encontrado en YouTube, en el que se ve perfectamente como de dan las “Vueltas” y como se forman los croissants, es muy cortito. La verdad es que una imagen vale más que mil palabras, ya que todo lo que he escrito arriba se resume en casi 3 minutos.